BLOG

Mis secretos para un diseño ideal

tejido crochet

Siempre me preguntan: ¿cómo lo haces para lograr tejidos tan lindos?
Hoy les compartiré mis secretos para lograr que sus proyectos queden fabulosos.
A la hora de diseñar, para mi hay 5 puntos importantes:
1. Tener una imagen de lo que queremos lograr.
2. La forma es clave.
3. La estructura.
4. Tejer con un buen hilado.
5. Tejer suelto.

TENER UNA IMAGEN O IDEA DE LO QUE QUEREMOS LOGRAR

Lo primero que hay que tener claro a la hora de diseñar es tener una “idea fuerza” de lo que quieres lograr con tu diseño. Este es un concepto que aprendí en mis años de estudiante en la escuela de arquitectura, y básicamente lo que te enseña es que en cualquier diseño, en este caso diseño textil, debes tener una idea clara de lo que estás buscando y así mostrar tu idea sin tener que explicarla, es decir, que cuando alguien más vea tu propuesta, se entienda con claridad y se pueda visualizar de qué se trata.
No me refiero a que alguien debe saber si es un sweater o una polera, si no a dónde pones el énfasis en tu diseño, por ejemplo, destacas el cuello o el canesú, o sólo las mangas, etc. Lo importante es no tratar de poner diseño en el cuello, canesú, mangas y cuerpo, todo junto, porque en ese caso lo que pasa es que nada se destaca y cada parte compite con la otra, quedando un diseño confuso en que cuando alguien lo ve no sabe qué mirar, demasiada información.
Entonces, menos es más, no hay que pensar que un diseño quedará fome porque sólo usas punto alto o porque no tiene un borde con piquitos, porque entonces podemos caer en la decoración excesiva de un proyecto que finalmente se verá feo y antiguo.

LA FORMA ES CLAVE

Para mi la forma es lo más importante en una prenda de vestir, es clave. No sacas nada con hacer el punto más lindo del universo, si la forma no queda bien en tu cuerpo, es así de simple. Creo que todos alguna vez hemos visto unos diseños espantosos con unos puntos maravillosos, ya saben a qué me refiero.
Entonces, cómo logramos una forma linda. No es tan fácil, pero tampoco tan difícil.
Lo que tienes que hacer es imaginar cómo quieres que se vea tu diseño, ajustado, ancho, super ancho y cómo te imaginas que pueden ser las mangas, si ya las tiene visualizadas y en base a esa idea haces el cálculo de puntos para comenzar.
Una manera más fácil de comenzar, es buscar algo que tengas y que te encante cómo te queda y entonces puedes tomar de ese diseño las medidas que quedarán bien a tu cuerpo. Con esas medidas tendrás una referencia para comenzar a tejer y hacer tu cálculo inicial de puntos.

LA ESTRUCTURA ES FUNDAMENTAL.

Luego de decidir cómo va ser tu diseño, tienes que pensar en cómo lo quieres construir. Mi manera favorita, y que para mi es casi un requisito, es tejer en una sola pieza y sin costuras, ya sea top down (desde el cuello hacia abajo), bottom up (desde abajo hacia arriba) o cualquier otra forma que implique no tener que coser al final nada o prácticamente nada.
Esto no es solamente porque no me gusta coser, sino porque es mucho más desafiante pensar un proyecto que logra su forma en una sola pieza con aumentos, disminuciones y así quedará siempre mejor terminado.
Sin embargo , también puedes construir tu prenda por partes, es decir, como si fuera tela que vas a cortar y luego unir, pero en vez de cortar partes, tienes que tejer las partes con la forma necesaria para logar la forma que quieres. S
Si eres principiante a la hora de diseñar, sin duda esta manera es más fácil ya que te permite tejer con medidas únicas en cada parte.
En cambio, al tejer en una sola pieza debes calcular los puntos de inicio, aumentos y disminuciones necesarias para lograr la forma que quieres, lo cual requiere de más experiencia y habilidad matemática.
Pero, no te desanimes que luego de tejer varios proyectos con este tipo de construcción, lograras entender la lógica para poder crear tus propios diseños.

TEJER CON UN BUEN HILADO

El hilado es la materia prima con que construirás tu proyecto, por lo tanto, es fundamental elegirlo bien.
Así como en la cocina tus platos quedan más ricos con ingredientes de buena calidad y frescos, en el tejido el hilado es el protagonista de tu diseño, por lo cual es muy importante que sea de buena calidad para lograr un mejor resultado.
A mi muchas veces me pasa que al ver un hilado me imagino el tipo de diseño que quiero tejer con él, así de importante es para mi elegir un material para tejer.
Personalmente, hace mucho tiempo que mis hilados favoritos son las fibras naturales, ya sea de origen animal o vegetal, pero también sé que hay muchas personas que prefieren los acrílicos por su facilidad en el uso y lavado, aunque tengan menos vida útil. Eso depende de tu gusto personal, pero lo importante es elijas el material que en su categoría cumpla con algunos requisitos básicos, que para mi son:
1. Buena caída:
Esto se logra con los materiales que son blandos y no tiesos.
2. Suavidad:
Un hilado que pica es imposible de usar.
3. Color:
Es importante que los colores que elijas sean de tu agrado.
La calidad del hilado muchas veces tiene directa relación con su precio y hay hilados que a veces parecen inalcanzables o poco razonables, considerando que es sólo la materia prima de una prenda que aún no sabemos cómo va a quedar, pero te aseguro que vale la pena invertir en un buen hilado considerando las horas de trabajo que invertirás en él.
Por otra parte los hilados de buena calidad son un placer a la hora de tejerlos, no sólo por el resultado final.
Mis hilados favoritos de invierno son: Lana Merino, Baby Alpaca y Mohair.
Mis hilados favoritos de verano son: Lino Seda, Bambú y Algodón Pima.
Sin embargo, yo sé que los materiales premium no están al alcance de todos o que no todas las personas están dispuestas a gastar en ellos, pero no hay que desanimarse porque hoy en día hay en el mercado muchos materiales más económicos y con excelentes características también. En este rango mis favoritos son: Microfibra, Acrílicos Premium y Algodón.

TEJER SUELTO

Este último consejo te puede sorprender bastante. Para mi es muy importante tejer suelto, así de simple, el consejo más simple que puedas escuchar, pero es clave para que los tejidos queden con buena caída.
En crochet, si tejes muy apretado los tejidos quedan tiesos aunque uses el mejor de los materiales, por eso este es “mi mejor secreto”, tejer suelto puede cambiar completamente cómo se ve un proyecto.
Así es que si tejes apretado considera usar un crochet tan grueso como sea necesario para que tus tejidos queden sueltos y recuerda que es aún más importante cuando tejes punto relieve y sus derivados.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.